La tela debe venir continua y se debe:

  • Identificar el lado a sublimar. De no hacerlo, lo elegiremos nosotros según nuestro criterio y experiencia, sin derecho a reclamo.
  • Medir/verificar el largo de la tela (cantidad de metros lineales).
    Al momento de planchar, en caso de faltar tela, la impresión sobrante se cobra igual (esto es porque la impresión va por rollo y no puede recuperarse).
  • Medir/verificar el ancho de la tela. Principalmente por dos razones:
    • Si no se verifica el ancho, el cliente puede enviar diseños más anchos que el margen permitido para cada tipo de tela. Esto puede generar cortes en el diseño ya sublimado, una vez impreso el papel no puede modificarse el mismo.
    • Telas de más de 190 cm de ancho exceden el ancho de la calandra (plancha) por lo que debe cortarse la tela (podemos cortarla con un cargo extra).
  • Abrir la tela en caso de ser tubular (podemos abrirla con un cargo extra).
  • Verificar que esté limpia que no contenga hilos sueltos ni pelusas.
  • Verificar que esté sin arrugas/pliegues, en caso de tenerlas deberán plancharlas antes de traerla a FLUX.

Todos estos pedidos los hacemos en pos de evitar fallas totalmente previsibles. Toda falla generada a causa de estos items, no será válida para reclamo.